Giro de Italia

Seguimos con les refritos. Este es de Julio del 2006.

Hola a todos (los que leen!):

Debo excusarme por la falta de atención que pueden percibir en mi página. Sepan entender que tengo buenas razones y que las comprenderán al leer estas líneas.

Las últimas semanas han sido algo complicadas, de mucho y buen trabajo. Con un colega de Festo hemos estado dando un curso en las filiales. Ha sido muy productivo a nivel personal y profesional. No es fácil hablar delante de mucha gente, e imagínense hacerlo en otro idioma.

El sábado 13 he recibido la visita de Lu (que sale con Ucci, que sale con Ati), quien trajo consigo retazos de Argentina y unas ansiosas ganas de recorrer. En efecto, salimos juntos a dar un pequeño giro de 10 días por Italia.

Arrancamos caminando la histriónica Milán. Sin dudas no se encuentra a la altura de los demás destinos turísticos, una bonita ciudad que peca de superficial si la comparamos con Florencia o Roma. Aquí vimos el Castello Sforzesco, el Duomo, el centro histórico y algunos locales comerciales.

El lunes 15 salimos en dirección sur, por una ruta ya conocida, parando en la primera de las “Cinque Terre”, un pintoresco balneario de la costa de la Liguria. Mate en la playa y un poco de autopistas italianas.

Esa misma tarde vimos inclinarse la sombra de la Torre de Pisa mientras apurábamos Florencia, a donde arribamos por la noche sin lugar para dormir. Esta imperdonable falta de previsión terminó en una pensión cercana a la Estación central, donde “Dientes Negros”, la encargada de la noche, nos recibió.

Con alguna dificultad nos acoplamos al movimiento turístico de la ciudad, cumpliendo en tiempo y forma los deberes florentinos, Duomo, Campanario y Baptisterio. Luciana visitó la “Galleria degli Uffici” mientras las calles que me supieron ver allí 5 años atrás me daban la bienvenida. Ponte Vecchio, Piazza Della Signoria, Accademia y otros destacados destinos cerraron dos días de intenso caminar.

El miércoles 17 al mediodía salimos con dirección a Roma, parando en Siena y con las infaltables ganas de ruta por la Toscana.

Roma ciudad eterna, cuna de la civilización occidental, hija del hijo de la loba, madre de lo bueno y de lo malo, nos vio llegar nuevamente sin reserva y nos castigó merecidamente con una terrible pocilga. Corrimos al Vaticano despuntada la mañana y visitamos asimismo la Capilla Sixtina. Sin palabras.

Al día siguiente hicimos el resto del tour subiendo y bajando del micro para turistas apurados e ingeniosos. Comenzamos por el Coliseo y los Foros y no quedo destino principal sin conocer, incluyendo algunos que honestamente no valían la pena. Roma gobierna.

El sábado 20 fue otro día largo y rutero. Arrancamos temprano parando en Alba Adriática, sobre el mar que le da nombre. Un poco de playa y otra vez en camino. Nos confesó el mar que ese día me haría volver a Urbino, hermosa ciudadela medieval ubicada a unos 60 kilómetros de la costa, casi increíble. La fortaleza ducal merece una mención especial, y el dedo gordo de L. que termino “de cabeza” contra la piedra de una de las tantas empinadas callejuelas que tejen la ciudad.

Luego llegada la tarde, por las colinas de la Romaña, alcanzamos la República de San Marino.

Repito, una vez fuera de tierra italiana, no sabe uno donde está. Sostengo que San Marino es un sueño, creo que no existe, que solamente quienes han estado allí conservan el “deja vù” de haberla conocido. Intentamos las fotos de rigor desde el peñón con vista al mar, pero el viento castigaba más que el hambre y hubo que seguir viaje con objetivo Venecia.

La primera vez que visito Venecia. Sabemos que no es difícil para un hombre calculador moverse en la incertidumbre… pero la falta de información sinceramente me quita el sueño. Bueno, después de todo llegar no es tan complicado. Se arriba en auto hasta los silos de estacionamiento, después de haber cruzado el puente que une la ciudad con tierra firme. Una vez dejado el vehículo se camina por callejuelas rodeadas de canales. El hostel estaba en el Campo Margarita, lo encontramos sin problemas y nuestro anfitrión Amehd nos mostró porque este último hospedaje les ganaba por robo a los dos anteriores.

No hay foto, lectura o postal con la cual enseñarles Venecia. Venecia se es, si uno está listo para serlo. Venecia no se visita. Si uno esta preparado, Venecia te visita cuando llega el momento justo. Repetimos los papeles de rigor, caminamos como condenados, paseamos en góndola, asustamos a palomas que asustaron a gente que compraron cualquier baratija de vidrio de Murano.

Volvimos a Milán el lunes por la noche, ya que el martes y el miércoles, a desgano, tuve que trabajar. L. aprovechó para visitar Génova y caminar Milán (algunas fotos expuestas, adiós derecho de autor). Ayer por la tarde hicimos el aperitivo en “Living”, glamorosa pulpería del parque Sempione y luego fuimos a ver a “Belle & Sebastian” banda galesa, recomendada.

Confieso que he caminado, estoy cerrando esto ahora para no darle el gusto a mi maldita memoria de llevarse los nombres y las ciudades. Como es costumbre, sólo deseo agregar que estoy bien, hubo Argentina en casa y los tres kilos de yerba mate no me dejan mentir.

Lucas.-


15 comentarios:

Horacio dijo...

yo andaba con ganas de hacer esto pero tenía mucho miedo a que me puteen

entonces por solidaridad no te voy a putear

Luli dijo...

Leer esto y sentir lo fuerte que me late corazón es señal que debo conocer Italia.
El día que escriba un post como este podré morir tranquila.

Nunca tuve tantas ganas de ir a un lugar, y es un deseo que tengo desde hace... 15 años.
Hora de empezar a buscar la forma de hacerlo realidad.

Besos!

Zimbon dijo...

Quiero ir a italia!!!Yo tambien....
Muy buen relato!

ella esta tan linda! dijo...

que bonito todo, incluyendo los muñequitos!especialmente el naranja!

ojala algún dia pueda viajar a venecia .. me quede con ganas de conocer.

beso!

Lucía dijo...

No sabes como te envidio... que ganas de viajar y conocer. Me gustaria ver mas fotos.
Y francia conoces?

Lucía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mía dijo...

Seguro que estas vivencias que tienes son lo único que hará que crezcan y nadie podrá quitartelas.

Sigue disfrutando lo que el mundo tiene.

Un beso

Mia

Minerva dijo...

Me transportaste nuevamente all'Italia... qué recuerdos!

Cada uno de los puntos que mencionaste los recorri, inolvidable... pero Siena y Venecia, en mi cuore.

Lucas.- dijo...

huolas... oh.. mi cabeza...

Llegó horacio!!! jaja.. gracias por no putearme!

Luli, dale.. ojalá se te de... y cuando lo estés planeando, nada, mandame un mail y nos juntamos a charlar.. =)

Zimbón! Gracias.

Ella, son Cacho y tito. Oh, Venecia!

Lucía, si.. conozco Francia, un poco menos, pero si: Paris, Lyon, Nize, Reims, Strasbourg, Cannes... mmm... creo que eso.

Mía, eh?! no entendí... pero gracias por pasar.

Minerva, Siena.. ah.. que lindo...

Sls.


Randy dijo...

Noooo
Refritos ya no !!!!

Blonda dijo...

Ayyy, como me gustan tus relatos sobre mi Italia querida.Gran verdad lo que decis de Venecia..pero no me digas que no es de las ciudades más lindas del mundo..no parece algo inexplicable, con sus canales, sus puentes, sus faroles que iluminan en rosa...pff, qué lindo estar ahi.
Te sigo leyendo, firme.
Besotes

Lexi dijo...

hola, lindo post, hice un viaje parecido hace unos años...
tengo un cuento sobre Roma, vivís allá?



saludos!

Agost dijo...

quien pudiera! viajar, digo
yo tambien soy insomne de profesion
besos

Celes dijo...

Basssssssta del diario íntimo!

No seas chanta y escribí algo!

Lucas.- dijo...




Perdon, se que se morían por leer mis ingeniosas respuestas...

Randy, boe.. es lo que hay.

Blonda, gracias.

Lexi, no, ahora vivo en baires.

Agost, mi profesión me está quemando el coco.

Celes, es lo que hay... mirá.. salgamos y pensamos que postear, dale?

Sls.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...